Rutina de limpieza facial en casa
para la cuarentena

how-to-cleanse-properly

Volvemos a los básicos con nuestra guía de limpieza definitiva

Mientras que somos rápidos a la hora de invertir en la última base o súper serum, los expertos insisten en que una buena rutina de limpieza facial es la clave para lucir una piel saludable. La limpieza matutina elimina el aceite producido por la noche, para que el tratamiento diario pueda penetrar en las capas de la piel donde debe actuar, mientras que la limpieza nocturna es esencial para eliminar el maquillaje, los contaminantes y la suciedad acumulada durante el día. La piel se regenera por las noches, por lo que es imprescindible tener la barrera de la piel libre de impurezas. Si no lo hacemos, puede dejar una piel seca, opaca y propensa a sufrir brotes. Dado que un poco de agua no será suficiente, aquí explicamos cómo realizar una correcta limpieza de rostro.

Multi-tasking Ingredient

1. ELIGE UN LIMPIADOR DE ROSTRO ADECUADO


Los LIMPIADORES EN CREMA están formulados con ingredientes ricos para ayudar a hidratar y nutrir, son ideales para pieles sensibles o deshidratadas. Masajear sobre la cara seca antes de enjuagar con agua o limpiarlos con un algodón.
Centella Skin-Calming Facial Cleanser, 31€ - 200ml

Los LIMPIADORES DE GEL van mejor para pieles normales a grasas ya que tienden a proporcionar una limpieza facial más profunda. Normalmente hacen espuma y a veces están formulados con ácidos que cortan rápidamente el aceite, el maquillaje y la contaminación. Masajear sobre la cara húmeda con movimientos circulares, antes de enjuagar.
Calendula Deep Cleansing Foaming Face Wash, 30€ - 230ml

Clearer &;amp Brighter Complexion

Los ACEITES DE LIMPIEZA funcionan como solventes, un grupo de ingredientes que disuelven sustancias similares a ellos. Una vez aplicados, atraen y se sienten atraídos por otros aceites, incluidos el sebo y los ingredientes similares al aceite en el maquillaje, que se disuelven rápidamente. La piel queda suave y equilibrada gracias a los hidratantes suavizantes en sus fórmulas. Ideal para usuarios de maquillaje.
Midnight Recovery Botanical Cleaning Oil, 14€-85€

Las AGUAS MICELARES combinan agua purificada con ingredientes hidratantes y bajas concentraciones de tensioactivos suaves, una combinación que actúa como un imán para la suciedad y el aceite. Las fórmulas son ligeras y suaves, no hay necesidad de enjuagarlas y sus ingredientes hidratantes están diseñados para permanecer en la piel.
Herbal-Infused Micellar Cleansing water, 27€ - 250ml

Antioxidant &;amp Anti-Inflammatory

2. RUTINA DE LIMPIEZA FACIAL DOBLE

La doble limpieza es especialmente eficaz para quienes usan maquillaje, protector solar o pasan tiempo en ambientes contaminados. Se trata de limpiar la piel dos veces en una sola sesión para abordar diferentes impurezas y garantizar que la piel esté impecable.

PASO UNO: Usa un limpiador facial a base de aceite o agua micelar para limpiar el maquillaje, la acumulación de aceites y otras impurezas.

PASO DOS: Continúa tu rutina de limpieza facial con una segunda exfoliación con un gel o crema, que eliminará las células muertas de la piel. El cuidado de la piel durante la noche puede actuar con más eficacia.

Anti-Aging Effects

3. TONIFICA: equilibra el pH de tu piel

¿Qué hace un tónico? Contribuye a restablecer el pH del rostro después de haber sido sometido a una limpieza. Además de refrescar, hidratar ayuda a equilibrar y preparar la piel para su posterior tratamiento sea lo más eficaz posible.

4. LA TEMPERATURA DEL AGUA ES CLAVE

Los expertos señalan que debemos usar agua tibia para la limpieza, nunca caliente ni frío. La clave está en el equilibrio; en este caso, de temperatura. Esto se debe a que el agua fría no tiene los efectos suavizantes necesarios para eliminar completamente el maquillaje, mientras que el agua demasiado caliente puede inflamar y resecar la piel.

Antioxidant &;amp Anti-Inflammatory

5. TOMA TU TIEMPO

Tómate tu tiempo para tu rutina de limpieza facial y obtendrás una mejor recompensa. Dedica unos minutos a masajear el limpiador para el rostro (sin olvidar la línea del cabello y el cuello). Esto garantizará que el maquillaje y la suciedad se eliminen adecuadamente.

6. SÉ SUAVE

Nunca frotes tu piel cuando la limpies. En su lugar, barra sus productos, masajee y alise suavemente o enjuague. Evita que el chorro de la ducha te dé directamente en la cara, aunque es muy “gustoso” estamos arrastrando los lípidos de nuestra piel. De ahí las marcas rojas que pueden aparecer en tu piel al salir y mirarnos al espejo.

7. LOS OJOS NECESITAN UN CUIDADO ADICIONAL


La máscara y el lápiz de ojos pueden ser más difíciles de quitar. Remoja una almohadilla de algodón con agua micelar o desmaquillante de ojos, cierra los ojos y sostén las almohadillas sobre los párpados y las pestañas antes de limpiarlas suavemente.


Ahora que ya conoces las claves de una rutina de limpieza facial, ¡pon a prueba lo aprendido con los productos de Kiehl’s!